Sobreviví al cáncer de mama

Acostumbrada a la vida sana y al deporte, Nadia nunca imaginó que su vida cambiaría drásticamente cuando fue diagnosticada con her 2 positivo, uno de los cánceres de mama más agresivos que existen. Pese a ello, Nadia nunca se dio por vencida y gracias a la bicicleta, al amor de su familia y el tratamiento que se sometió, logró ganar la batalla. Conoce su resiliente e inspiradora historia.

Un día como cualquier otro me vi frente al espejo y me di cuenta que estaba extremadamente delgada, pensé que era exceso de entrenamiento en bicicleta, pero lamentablemente no era así. Esta es la primera alerta sobre esta enfermedad; bajar de peso repentino sin motivo alguno. Pesaba 45 kg y mido 1.65. La mayoría de las chicas queremos estar flacas, pero en ese momento yo solo quería subir de peso.

Cuando me diagnosticaron cáncer de mama, her 2 positivo –un tipo de cáncer de mama muy agresivo-, empecé a pensar que la palabra cáncer no es sinónimo de muerte. Al contrario, es sinónimo de vida, por eso supe ese día que no dejaría de rodar. Las quimioterapias fueron muy duras, pero me motivaban a subirme a mi bicicleta para sentirme viva y activa, porque al estar rodando en mi caballito de acero todo pensamiento se enfocaba en la concentración que significa estar encima de una bicicleta. Obviamente el nivel de las rutas cambió, pero nuca dejé de salir en bici, interrumpía mi rutina los días difíciles, pero siempre quería hacer más de esas cosas que me hacían feliz y eso era el ciclismo.

Cualquier deporte mejora la imagen corporal, autoestima, el corazón e incluso el humor, Pero también se ha demostrado que hacer deporte disminuye la incidencia de, al menos, 13 tipos de cáncer, especialmente el de mama.

Pues ya de entrada tenía una ventaja para luchar contra el cáncer y era el hecho de ser ciclista aficionada. Ello, junto con la detección temprana, el amor de mi familia y mi actitud 100% vida fueron unas de las razones por las que le gané la batalla al cáncer de mama y no una, sino dos veces. Cuando creía que todo había terminado, el cáncer regresó nuevamente y así mismo, un tratamiento muy largo de más de dos años en quimioterapia, las que terminé exitosamente en marzo de 2020 y actualmente sigo en un tratamiento preventivo para evitar que la enfermedad regrese.

Finalmente, mi invitación es a que se toquen los senos para poderlos reconocer y así el día que sientan algo extraño que nunca antes habían sentido sepan que es hora de acudir al médico.

Les deseo una excelente rodada y las invito a seguir preveniendo el cáncer de mama.

Nadia Olarte
Ciclista aficionada y sobreviviente de cáncer de mama
@olartenadia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: